lunes, 8 de octubre de 2012

Recomendaciones nutricionales en la EII

Siguiendo este link encontrarás diferencias entre la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa, sintomatología, recomendaciones nutricionales y recetas con los batidos ProSure. También lo puedes visualizar a continuación. Para verlo en pantalla completa debes "clickar" en la parte inferior derecha del recuadro (view in fullscreen).


Guía EII 12_07_2010
martes, 2 de octubre de 2012

III Reunión Pacientes del Hospital de Manises

La III Reunión para pacientes con EII del Hospital de Manises tendrá lugar el día 10 de Noviembre de 2012 a las 9.00h en el Hospital Militar de Mislata.


Con la finalidad de poder dar a la reunión el contenido más práctico posible os agradeceríamos que nos enviaran sus sugerencias en cuestión de temas a tratar.


Programa Enfermedad Inflamatoria Intestinal (1)

La Áferesis


La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) incluye básicamente la colitis ulcerosa
(CU) y la enfermedad de Crohn ( EC). Son trastornos crónicos y recurrentes. El
objetivo primario del tratamiento es inducir y mantener la remisión de la enfermedad.
Para ello, disponemos de medicamentos como los salicilatos, los corticoides, los
inmunosupresores y el tratamiento biológico. Pero no son siempre eficaces ni están
libres de efectos secundarios. En caso de fracaso, hay que recurrir a la cirugía y a otras
alternativas terapéuticas. Una de estas opciones es la aféresis.

En la EII, la actividad inflamatoria se asocia a un incremento de los leucocitos
(glóbulos blancos) , en concreto los granulocitos y monocitos, así como proteinas
proinflamatorias tanto en la sangre como la mucosa del intestino. La aféresis es una
técnica de depuración de las distintas poblaciones leucocitarias similar a un proceso
de diálisis como el que se realiza a los pacientes con insuficencia renal pero que
básicamente lo que hace es fijar (adsorber) en un cartucho externo las diferentes
poblaciones leucoctarias y los mediadores de la inflamación.

Existen dos sistemas de adsorción clásicos: Adacolumn ( Japan Inmunoresearch
Laboratories, JIMRO, Takasaki, Japón) y Cellsorba ( Asahi Kasei Medical Co.Ltd,
Tokio, Japón). Recientemente se ha comercializado un tercer dispositivo …….

La técnica se realiza bien en las unidades de hemodiálisis, banco de sangre u hospital
de día. El paciente está sentado, con dos vías periféricas, una en cada antebrazo. Una
bomba extrae la sangre periférica que pasa a través de una columna (Adacolumn) o
un filtro (Cellsorba) que adsorbe las distintas poblaciones leucocitarias. Esta sangre
depurada vuelve por el otro acceso venoso contralateral. Cada sesión dura entre 60
y 90 minutos. El efecto beneficioso de la aféresis es temporal por lo que hay que
repetir las sesiones. La pauta más utilizada es la de una sesión semanal durante 5 a 10
semanas. Existe otra pauta, más intensiva, que consiste en dos sesiones semanales tres
semanas y luego 4 sesiones semanales más. Esta filtración de células inflamatorias
moviliza de la médula ósea granulocitos jóvenes que no poseen capacidad para migrar
al foco inflamatorio, se liberan mediadores antiinflamatorios… por lo que disminuye la
inflamación.

¿Cuando se puede utilizar la aféresis?

La principal indicación es la CU en situación de corticodependencia (pacientes en los
que no es posible retirar totalmente los corticoides, o que han tenido dos o más recidivas
en 6 meses) en pacientes con fracaso/intolerancia a inmunomoduladores (azatioprina,
mercaptopurina) y/o antiTNF (infliximab, adalimumab). También se puede utilizar la
aféresis para tratar un brote si existe toxicidad/contraindicación a los corticoides así
como en niños, gracias a su efecto ahorrador de corticoides, disminuyendo los efectos
secundarios como el acné, el retraso en el crecimiento...
En pacientes con CU crónicamente activa a pesar del tratamiento con corticoides
(corticorrefractariedad) se puede considerar de forma individualizada el tratamiento con
la aféresis

En la EC, la aféresis tiene peores resultados, con menor duración de la respuesta
inducida por lo que las evidencias disponibles en la actualidad no recomiendan su
utilización.
En embarazadas, existe un único caso publicado, en 2006, resultando la técnica eficaz y
segura.
Se ha utilizado también en reumatología (pacientes con artritis reumatoide, espondilitis
anquilosante), en oftalmología (uveitis) e incluso dermatología (artropatía psoriasica)
con buenos resultados

Seguridad de la aféresis

Los efectos secundarios son leves y transitorios (cefalea, mialgias, mareo,
enrojecimiento facial, palpitaciones, hipotensión, febrícula…) Los más graves suelen
estar relacionados con la vía central (en caso de imposibilidad de conseguir dos vías
periféricas).

Con los datos disponibles, podemos concluir que existe un efecto beneficioso
real de la granulocitoaferesis en la EII activa, y en concreto en la colitis ulcerosa,
debido a su efecto ahorrador de corticoides (en pacientes con corticodependencia o con
toxicidad corticoidea, tras fracaso/intolerancia a inmunomoduladores). También podría
ser una alternativa a la cirugía. En situaciones clínicas concretas como la gestación, la
infección por VHB latente, Mantoux positivo, antecedentes de tumores que impiden el
uso de inmunomodulador o antiTNF, la aféresis tiene de nuevo su utilidad.

Dra . Helena Cuchillo
Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal
Servicio de Aparato Digestivo. Hospital de Manises. Valencia